Conectando con cocina... Estamos cargando los platos de la carta.
COMPRAR
VAJILLA
PRÓXIMAMENTE
REGALA
UNA CENA
PRÓXIMAMENTE

HISTORIA

Disruptivo, diferente, singular y divertido. La Cerda ha sido la última incorporación al Grupo Le Cocó, inaugurado en septiembre de 2022 en pleno barrio de Chueca. Es el restaurante que le faltaba a la zona: divertido y sinvergüenza.
La Cerda es un lugar donde disfrutar sin preocupaciones, donde comer sin restricciones de ningún tipo y donde lo ordinario se hace distinguido. Es un espacio políticamente incorrecto que sorprende por su ingenio, su personalidad auténtica y su sentido del humor.
Un restaurante que invita a no esconderse porque, sí o sí, los comensales van a querer hacer fotos.
Además, La Cerda apuesta por una política dogfriendly y permite que todos sus clientes puedan estar con sus mascotas mientras disfrutan de la comida.

Un restaurante del que tú debes formar parte. En el que habrá espacios para tus complementos y aportaciones. Un lugar donde quieras volver y traer a tu gente a compartir lo vivido.

NUESTRA COMIDA

Su cocina es mediterránea con un toque de snack, original y sabrosa, donde se pueden encontrar platos de todo tipo: desde un hot dog de chopitos rebozados en pan brioche con alioli de cítrico y menta hasta una ensaladilla rusa metida en una matrioska en forma de cerdita rosa.  

La presentación de sus platos pretende causar furor y hacer sonreír a los comensales: un recipiente en forma de hamburguesa rosa para disfrutar de una deliciosa burguer; un plato en forma de cerdo para los tacos; una original caja para la tarta de queso… una manera de completar la experiencia de este peculiar local.

Cuenta con un menú del día muy especial: un plato en forma de cerdo con separaciones para que cada comensal diseñe su almuerzo con una ración de proteínas, otra de hidratos y otra de verduras a su antojo.

Además, algunos de los platos de La Cerda hacen referencia a sus hermanos los restaurantes italianos del grupo, como el tiramisú Fellina (presentado en una original cazuelita italiana) y la ensalada de burrata Antonella.

La Cerda cuenta con un menú del día que se puede consumir tanto en comidas como en cenas. Este menú consta de aperitivo de la casa, dos primeros a elegir un segundo a elegir y un postre (no incluye bebida).

DECORACIÓN

Todo el restaurante está ambientado con una tenue luz rosa acorde con los neones decorativos del mismo color que se encontrarán por la estancia. Su luz, además, se va adaptando a las diferentes escenas: comida, tardeo, cenas, cócteles…

Su icono, una cerda, está presente por todo el local: platos, peluches, muñecos, decoraciones voladoras e incluso una galería pigtoriana con divertidos cuadros de lo que pudieron ser cerdos ilustres.

La decoración de La Cerda tiene un toque pin up inspirado en los locales de los años 50 a la vez que mantiene una temática moderna y sinvergüenza. Todo ello creador por el diseñador José Piñero, de estudio Piñero. Platos en forma de cerdo, una hamburguesa rosa o una ensaladilla dentro de una matrioska (rosa, por supuesto) son algunas de las originales presentaciones de platos que se encontrarán en La Cerda.

La planta inferior de La Cerda es una bodega de ladrillo decorada con el mismo estilo canalla llamada Sala Le Cocó, en honor al primer restaurante que abrió el grupo.

La historia

Disruptivo, diferente, singular y divertido. La Cerda ha sido la última incorporación al Grupo Le Cocó, inaugurado en septiembre de 2022 en pleno barrio de Chueca. Es el restaurante que le faltaba a la zona: divertido y sinvergüenza.

La Cerda es un lugar donde disfrutar sin preocupaciones, donde comer sin restricciones de ningún tipo y donde lo ordinario se hace distinguido. Es un espacio políticamente incorrecto que sorprende por su ingenio, su personalidad auténtica y su sentido del humor.
Un restaurante que invita a no esconderse porque, sí o sí, los comensales van a querer hacer fotos.
Además, La Cerda apuesta por una política dogfriendly y permite que todos sus clientes puedan estar con sus mascotas mientras disfrutan de la comida.

Un restaurante del que tú debes formar parte. En el que habrá espacios para tus complementos y aportaciones. Un lugar donde quieras volver y traer a tu gente a compartir lo vivido.

Su cocina es mediterránea con un toque de snack, original y sabrosa, donde se pueden encontrar platos de todo tipo: desde un hot dog de chopitos rebozados en pan brioche con alioli de cítrico y menta hasta una ensaladilla rusa metida en una matrioska en forma de cerdita rosa.   La presentación de sus platos pretende causar furor y hacer sonreír a los comensales: un recipiente en forma de hamburguesa rosa para disfrutar de una deliciosa burguer; un plato en forma de cerdo para los tacos; una original caja para la tarta de queso… una manera de completar la experiencia de este peculiar local.